5 de May del 2017

RUTA DEL TAMBOR Y EL BOMBO. SEMANA SANTA DEL BAJO ARAGÓN.

Hijar - Alcañiz - Calanda - Alcorisa - Albalate del Arzobispo - Andorra - La Puebla de Hijar - Samper de Calanda - Urrea de Gaen


La celebración de la Semana Santa es una de las más significativas señas de identidad de nuestro territorio, existiendo una homogeneidad de túnicas, terceroles y toques, con peculiaridades en cada pueblo de los 9 que integran la Ruta del Tambor y el Bombo: Hijar, Alcañiz, Calanda, Alcorisa, Albalate del Arzobispo, Andorra, La Puebla de Hijar, Samper de Calanda y Urrea de Gaen.
Según la tradición procede probablemente de alguna ceremonia ancestral, aunque históricamente se dice que proviene de la Edad Media, cuando los caballeros de las Ordenes Militares trajeron a estas tierras esos dos instrumentos de percusión.
Un total de 15.000 tambores y bombos unen religiosidad y tradición.
Haciendo ruido, a veces de forma machacona, se pretende demostrar el dolor por la muerte de Jesucristo.
Para otras personas, volver a sus orígenes, encontrarse con sus paisanos o redescubrir la tierra que sus antepasados tuvieron que abandonar.
Magia o fiesta que atrapa y hace que cada año no falten a la cita primaveral que transforma a estos pueblos, rozando el inconsciente colectivo.
Los momentos más emocionantes son la Rompida de la hora y las Paradas.
En unos pueblos como Hijar rompen la hora el jueves a las 12 de la noche, y en otros como Calanda, a las 12 del medio día, para tocar de forma ininterrumpida hasta el sábado.
Conmovedora es la representación de la pasión que hacen en Alcorisa, de un realismo indudable.
La celebración de la Semana Santa en el Bajo Aragón, fue declarada de interés Turístico Nacional en 2005, pero quién más contribuyo a su difusión por el mundo fue el cineasta calandino Luis Buñuel.